Blogia
Redemption

Cambio de formato

Cambio de formato Pues eso, que he cambiado el formato para hacer los textos que voy a poner a partir de ahora relativamente más legibles. Y mañana es fiesta aquí, así que al final no me quedo; con lo cual no iré a la oficina, que es donde tengo los borradores para pulirlos con el Wordperfect y también donde tengo el Omnipage (un programa brutal para escanear que reconoce y digitaliza textos; el sueño de cualquier estudiante que vive de los apuntes y fotocopias del prójimo).
Así pues será el domingo por la noche-madrugada cuando haya vuelto y tenga la versión definitiva del primer capítulo. De todos modos tampoco es que tenga mucha prisa ya que el blog este no lo lee ni la madre que lo parió.

En otros ámbitos la vida sigue igual, como en la canción de Julio Iglesias. Estoy bastante orgulloso de apañármelas totalmente solo en esta ciudad (mi compañero de piso apenas aparece por aquí) y de mi trabajo. Lo malo es que esta independencia ha venido de la mano con una soledad tremebunda que ya no lleno ni yendo a Zaragoza. La sensación de pérdida de ciertas personas y ciertas circunstancias es muy dura, pero peor es el peso de la conciencia; el peso de los errores del pasado. El peso de una culpa que con total certeza voy a tener en mente mientras viva.

En fin...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres