Blogia
Redemption

En esa carretera me maté yo

En esa carretera me maté yo Han llegado a mis manos a través de mi contacto (un monje tibetano que anuncia un bar de strip-tease frente al Radio City Music Hall de Nueva York) unas hojas, hasta hoy inéditas, que suponen una parte de la última obra inacabada y sin título de Macario Wilbur Foxtrotter, autor "indie" de obras como: "Ensayo de un carpintero metido a ebanista", "El tresillo que sabía tocar la bandurria" o "Los pelos del culo de Chelsea Clinton" entre otras que por desgracia nunca fueron llevadas a un escenario.
Paso sin más preámbulos a copiar parte de este monumental drama, digno de Eurípides, Sofocles o Marianico el Corto.

ESCENA 37

[Se abre el telón. El Abuelito y El Antonio están sentados en la mesa de un bar. El local es una taberna inglesa con decoración árabe. El camarero lleva camisón y gorro de dormir con borla, está durmiendo en la barra; una vieja le da golpes con un martillo de pega de los que hace "cuac" al golpear con él e insistentemente le pide que le de cambio para la tragaperras. Mafalda y Alimaña juegan a una máquina (Tetris) mientras discuten sobre la división del átomo.]

El Antonio: Y es por eso que desde entonces sólo se folla animales de granja.
El Abuelito: Perdona, Antonio, todavía no me he leído la ESCENA 36 y no sé de qué carajo me hablas.
El Antonio (perplejo): ¿Y con quién coño he estado hablando yo hasta ahora?
El Abuelito: No lo sé, yo acabo de venir de cortarme el pelo... se me ha quedado como el prota de los tebeos de Slam Dunk.

El Mafalda: Alimaña... eres lo puto peor; el átomo está dividido en 1ª, 2ª, 2ª B y regional preferente... como en la liga. Lo sabe todo dios menos tú que eres tonto.
El Alimaña (señalando la pantalla): ¡Que te van a matar! Pon ahí la recta y te quitas cuatro líneas.

El Antonio: Pues te estaba contando una movida que le pasó con su ex al vecino del Berenjeno; ya sabes, ese tío que iba con el primo del Ángel, el Jenaro, cuando nos lo encontramos la semana pasada.
El Abuelito: De esos solo conozco a Jenaro y ni le ví a él la semana pasada ni te ví a tí... pero por seguir la continuidad: ¡Ah, coño! ¡Sí, sí, sí! ¡¿Cómo iba a olvidarme de...?! ¿Cómo se llamaba?
El Antonio: El Berenjeno.
El Abuelito: De ese, sí.

La vieja de la barra (increpando al camarero): Oiga, joven... ¿me da cambio de una vez? ¡Oiga!
El camarero (hablando en sueños): Hoy no quiero ir a la escuela, mamá.

El Mafalda: Alimaña, no tienes ni zorra de física.
El Alimaña (poniendo la zarpa en la pantalla de la máquina): ¡Joder, estás poniendo todas las piezas mal!
El Mafalda: Carlitos, quita tu pezuña mugrienta de la pantalla o te meto de ostias.

[Se cierra el telón]
[Se abre el telón y aparece Darth Vader bailando breakdance. De un lado del escenario sale una humareda y de la humareda surge Esperanza Aguirre que se planta entre Darth Vader y el público y lee en alto un par de páginas al azar de los Versos Satánicos de Shalman Rushdie que lleva en el bolso. Se cierra el telón]
[Se abre el telón y volvemos a la taberna]

El Antonio: Como iba diciendo, el vecino del Berenjeno estaba de viaje con su novia a Wisconsin y a él se le antojó que ella se la chupara mientras conducía.
El Abuelito (sorprendido): ¡Qué modernidad!
El Antonio: Pero resulta que ella lo tenía muy difícil para llevar a cabo tan complaciente tarea ya que el coche en el que iban era de estos enanos. Pues bien, lograron colocarse de tal manera que ella se la pudiera mamar; en esto que el tío estaba tan a gusto con el servicio que en plena autopista, a 120 por hora, echó la cabeza hacia atrás y cerró los ojos... ya sabes... de puro gusto.
El Abuelito (asintiendo con la cabeza): Es comprensible.
El Antonio: Bien, pues se estamparon en una curva con un cartel publicitario de la Pasión de Mel Gibson.

El camarero durmiente (desde la barra): Suele pasar, yo una vez me estampé mientras me la cascaban contra un cartel de El Patriota.
La vieja: Yo perdí a mi marido hace tiempo del mismo modo, pero contra el cartel promocional de la primera parte de Mad Max.
Darth Vader (entrando en escena y saliendo al decir su frase): Mel Gibson... yo... soy... tu padre.

El Abuelito: ¿Y se mataron?
El Antonio: No, pero él se quedó inconsciente.
El Abuelito: ¿Y ella?
El Antonio: Ahí viene lo trágico; ella se quedó atrapada con la polla del menda en la boca y el volante en la nuca. Estuvo casi una hora así hasta que los bomberos consiguieron sacarlos el coche. El tío inconsciente, pero empalmado todo el rato y ella medio asfixiada.

El Alimaña: Mafalda, quiero que sepas que no tienes ni idea de átomos y que además estás calvo y no tienes cuello.
El Mafalda (lanzándose sobre El Alimaña): Y yo quiero que sepas, Alimaña, que te voy a romper esa cabeza de hijoputa que tienes.

[Se cierra el telón]
[Se abre el telón y aparece en escena Jon Bon Jovi. Canta la versión íntegra de "Voy a ser mamá" de Almodóvar y Macnamara. Se cierra el telón]
[Se abre el telón y volvemos a la taberna; pero esta vez es la vieja la que duerme en la barra y el camarero la que le pide cambio golpeándola con el martillo de pega; Mafalda y Alimaña están intentando asifixiarse mutuamente en el suelo]

El Antonio: Los dos se recuperaron y aunque ella le había perdonado la movida del accidente, al vecino del Berenjeno le entró el acojone, porque la quería mucho, pero a la vez le había molado lo de la mamada, así que en vez de comprarse un coche más grande y más seguro rompió con ella y se compró gallinas, un cerdito y no sé qué más bichos y los lleva siempre en el maletero para follárselos mientras conduce. Dice que así no se sentirá culpable si se vuelve a estrellar contra la cara de Jim Caviezel.
El Abuelito: Es la historia más idiota que me has contado nunca. Sólo espero que el autor muera antes de escribir la ESCENA 38.

El camarero: Despierta vieja, dame pasta para la tragaperras.
La vieja: ¡Que te folle un pitufo!

[Se cierra el telón y se reabre fugazmente con Esperanza Aguirre, de pie en la barra de la taberna, imitando a Chiquito de la Calzada]
[Se cierra el telón]
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

El ególatra -

Ególatra sí que sigo siendo, mira por donde.

El ex-pelos -

Pos me he cortado el pelo, se siente.

Gerard -

Ah, pero ¿el pelos fuma?

Ozanúnest -

Gata de Chesire: Y me lo dice una danzarina del culo de la escuela Shin-Chan.

Abuelito: Eres un ególatra.

Hale, saludos.

El más viejo de los viejos -

Sí, el Nobel A Lo Que Hay Que Aguantar me deberían dar... y el Prince of Asturiax.

La Gata de Chesire -

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Oza: lo que pasa es que tu no sabes apreciar el arte
´
Abuelito: deberian darte un nobel o algo asi XD

El Jefe -

Que yo no lo he escrito, ignorancio, que ha sido Macario Wilbur.
Y yo escribo lo que me da la gana, coño ya.

Ozanúnest -

¡En vez de esto, escribe la nueva entrega del Silmacarrón!
Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres